Texto: Pero no tanto

Arturo Robsy


Cuento


0


Twitter Facebook Google+


No hay más información sobre el texto 'Pero no tanto'.


Leer en línea

ebook ePub

ebook ePub (sin imágenes)

Amazon Kindle

Amazon Kindle (sin imágenes)


Extracto de Pero no tanto

—Los reyes poderosos tenían bufones. —decían los especialistas— Los grandes generales romanos, incluso los de cabeza mejor atornillada, se hacían acompañar durante el Triunfo por alguien que les repetía «recuerda que eres mortal».

—Pero este cómico no es tan filósofo. Dice, por ejemplo, «este tío tiene la nariz como un pimiento»

—¿Y es verdad?

Lo era. Amar la verdad es incómodo hasta para los muy ricos, pero no es síntoma de locura más que entre los políticos profesionales.

Por último, Andrés delicado desapareció. Fue a comprar unos harapos al Rastro; los hirvió, por un asunto de higiene y, con ellos puestos, se perdió entre las masas madrileñas. Sin el cómico y sin el herrero. Sólo con sus hirvientes ideas y con varios millones en billetes de diez mil.

Parecía un buscador de cubos, un dormidor de pasos subterráneos. Sólo que sonreía y se acercaba al ciudadano que despertaba su interés:

—Toma. —le decía, mendigo a la inversa, alargándole un pedazo azul de papel moneda.


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


Se incorporó a textos.info el 21 de abril de 2016 por Edu Robsy.
Título visto 4 veces.
6 páginas / Tiempo de lectura aproximado: 11 minutos.