Texto: Todo Es Poco

Arturo Robsy


Cuento


0


Twitter Facebook Google+


No hay más información sobre el texto 'Todo Es Poco'.


Leer en línea

ebook ePub

ebook ePub (sin imágenes)

Amazon Kindle

Amazon Kindle (sin imágenes)


Extracto de Todo Es Poco

Las experiencias fáciles del principio eran encantadoras. Muy pocos saben que el agua se puede «cargar». Basta con tomar un vaso, extender los brazos y hacer unas lentas y profundas respiraciones, pensando que se le transmite la fuerza vital del mundo. O la astral. Algo así. Luego, el agua así tratada sirve para ungirse y, posiblemente, sanarse.

A cada nuevo descubrimiento los pensamientos de Adolfo humeaban del esfuerzo para contener la risa, pero, como Isabel seguía sin formar parte de las muescas de su cama, avanzaba como un todo terreno por los estudios ocultistas.

Meses después, se le consideró preparado para pasar a mayores: Descender a los infiernos.

—¿Qué pensarías si te dijera que soy un súcubo? —le preguntó Isabel.

Adolfo, en bien de su salud mental y escarapelado de cinismo, como diría un clásico castellano, se guardó mucho de pensar otra cosa que «súcubo habemos». Se limitó a tomar la tiza y a ayudar a trazar el pentáculo. Otros le llamaban pantaclo, pero Isabel era bruja ortodoxa: pentáculo.


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


Se incorporó a textos.info el 12 de julio de 2016 por Edu Robsy.
Título visto 2 veces.
3 páginas / Tiempo de lectura aproximado: 6 minutos.