Texto: El Grande Oriente

Benito Pérez Galdós


Novela


0


Twitter Facebook Google+


No hay más información sobre el texto 'El Grande Oriente'.


Leer en línea

ebook ePub

ebook ePub (sin imágenes)

Amazon Kindle

Amazon Kindle (sin imágenes)


Extracto de El Grande Oriente

— Tengo sed — dijo el anciano, respirando con ansia.

Delante de él estaba D. Patricio, con las manos a la espalda, fijando en el reo una mirada maliciosa y nada compasiva.

— Tengo sed — repitió Gil de la Cuadra.

— Sr. Sarmiento — dijo Monsalud vivamente —, en la escuela de usted hay una alcarraza con agua...

— Mire usted qué demonches de casualidad — repuso Sarmiento, sin moverse del sitio en que al anciano contemplaba —; se me ha olvidado dónde puse esta tarde la dichosa alcarraza.

— Subiré yo — dijo Soledad procurando sobreponerse a su pena.

— Subiré yo — dijo Monsalud tomándole la delantera con rapidez suma —. Aguarde usted abajo y procure calmar al pobre viejo.

Pocos instantes después, Salvador daba de beber a su amigo.

— La noche está fría — manifestó imperturbable y sin dejar su sonrisa picaresca el gran Sarmiento —, y cuando la noche está fría... y el tiempo fresco... pues no se tiene sed.


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


Se incorporó a textos.info el 6 de octubre de 2016 por Edu Robsy.
Título visto 6 veces.
205 páginas / Tiempo de lectura aproximado: 5 horas, 59 minutos.