Texto: Narváez

Benito Pérez Galdós


Novela


0


Twitter Facebook Google+


No hay más información sobre el texto 'Narváez'.


Extracto de Narváez

— Es que ahora viaja en calidad de estatua, y como tal estatua no repugna el desnudo, ni se deja querer.

— Pues no es de mármol ni de talla, Don José mío, que ayer le pude echar un pellizco y... Por poco me pega... Cuando llegue a Madrid, si antes no la roban, tendrá que ver esa ninfa después de un buen lavatorio.

— Yo me la figuro lavada y bien vestida, y... me parece que pierde, quiero decir que estará menos bella.

—¡No, por Dios, D. José...! Yo me la imagino con ropa, y francamente...

— Vamos, le gustaría a usted ponerle ropa.

— Naturalmente, para quitársela».

No pudimos seguir porque mi mujer retrocedía con Rosarito, llamándome. Inquieto corrí hacia ella, entendiendo que se sentía mal. «¿De qué hablabais? — me dijo colgándose de mi brazo —. ¿Por qué se iban quedando atrás y a cada ratito se paraban? Alcalde, ¿podrá decirme qué cosas de tantísimo interés le contaba usted al marido mío?

— Señora — replicó Salado prontamente —, le hablaba de establecer en Atienza una fábrica de jabón.


Leer eBook

Descargar eBook ePub


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


Se incorporó a textos.info el 5 de octubre de 2016 por Edu Robsy.
Título visto 2 veces.
260 páginas / Tiempo de lectura aproximado: 7 horas, 35 minutos.