Texto: La Novia del Ahorcado

Charles Dickens


Novela corta


0


Twitter Facebook Google+


No hay más información sobre el texto 'La Novia del Ahorcado'.


Extracto de La Novia del Ahorcado

—¿Qué? — preguntó Francis Goodchild.

—Usted sabe dónde sucedió. ¡Ahí!

El señor Goodchild no pudo saber en ese momento, ni nunca lo sabrá, si el anciano señalaba a la habitación de arriba, o a la de abajo, o a cualquier habitación de la antigua casa, o una habitación de alguna otra casa antigua de esa vieja ciudad. Se sintió confundido por la circunstancia de que el índice de la mano derecha del anciano parecía introducirse en uno de los hilos de fuego, encenderse el propio dedo y hacer una embestida de fuego en el aire, como si señalara hacia algún lugar. Y tras señalar, deshizo el gesto.

—Usted sabe que ella era una novia — dijo el anciano.

—Sé que todavía envían tarta nupcial — comentó el señor Goodchild titubeando —. Esta atmósfera me resulta oprimente.

Ella era una novia, había dicho el anciano. Era una joven hermosa, de cabellos blondos y ojos grandes que no tenía carácter ni propósito. Una nada débil, crédula, incapaz e indefensa. No como su madre. No, no. Lo que reflejaba era el carácter del padre.


Leer eBook

Descargar eBook ePub


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


Se incorporó a textos.info el 22 de mayo de 2016 por Edu Robsy.
Título visto 2 veces.
23 páginas / Tiempo de lectura aproximado: 40 minutos.