Texto: Cumbres Borrascosas

Emily Brontë


Novela


0


Twitter Facebook Google+


No hay más información sobre el texto 'Cumbres Borrascosas'.


Leer en línea

ebook ePUB

Amazon Kindle


Extracto de Cumbres Borrascosas

Una hermosa mañana de junio, vino al mundo el primer niño que yo había de criar y el último vástago de la antigua raza de los Earnshaw. Estábamos recogiendo heno en un campo apartado de la finca, cuando vimos llejar con una hora de anticipación a la chica que nos traía habitualmente el desayuno.

—¡Qué niño tan hermoso! —exclamó—. Nunca se ha visto uno más guapo... Pero, según dice el médico, la señora vivirá muy poco. Al parecer se ha ido consumiendo durante los últimos meses. He oído cómo se lo decía al señor Hindley, y le ha asegurado que morirá antes del invierno. Venga a casa enseguida, Elena. Tiene que cuidar al niño, darle leche y azúcar. Me gustaría ser usted porque cuando la señora muera va usted a quedar completamente encargada del pequeño.

—¿Tan enferma está? —pregunté, soltando la horquilla y anudándome las cintas del sombrero.

—He oído que sí —repuso la muchacha— aunque está muy animada y habla como si fuese a vivir hasta ver al pequeño hecho un hombre. No cabe en sí de alegría. Verdaderamente, el niño es una hermosura. Si yo estuviera en su caso, no me moriría. Sólo con mirar al niño, me pondría buena. La señora Archer llevó el angelito al amo, y no había hecho más que presentárselo, cuando se adelanta el viejo gruñón de Kenneth y le dice: «Señor Earnshaw, es una fortuna que su mujer le haya dado un hijo. Cuando la vi por primera vez tuve la seguridad de que no viviria largo tiempo, y ahora puedo decirle que no pasará del invierno. No se aflija, porque la cosa es irremediable; pero debió haber buscado usted una mujer más sana.»


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


Se incorporó a textos.info el 16 de junio de 2016 por Edu Robsy.
Título visto 6 veces.
319 páginas / Tiempo de lectura aproximado: 9 horas, 18 minutos.