Texto: El Hombre que Fue Jueves

Gilbert Keith Chesterton


Novela


0


Twitter Facebook Google+


No hay más información sobre el texto 'El Hombre que Fue Jueves'.


Leer en línea

ebook PDF

ebook ePUB

Amazon Kindle


Extracto de El Hombre que Fue Jueves

—Una noche muy divertida —dijo Syme. Y subió en el bote, que al instante se puso a andar. Syme hizo un saludo militar con el bastón.

CAPÍTULO IV. LA HISTORIA DE UN DETECTIVE

Gabriel Syme no era un detective que pretendiera pasar por poeta: era realmente un poeta que se había hecho detective. Su odio a la anarquía no era fingido. Era Syme uno de esos hombres a quienes la aterradora locura de las revoluciones empuja, desde edad temprana, a un "conservatismo" excesivo. Este sentimiento no provenía de ninguna tradición: su amor a la respetabilidad era espontáneo, y se había manifestado de pronto, como una rebelión contra la rebelión.

Procedía de una familia de extravagantes, cuyos más antiguos miembros habían participado siempre de las opiniones más nuevas. Uno de sus tíos acostumbraba salir a la calle sin sombrero, y el otro había fracasado en el intento de no llevar más que un sombrero por único vestido. Su padre cultivaba las artes, y la realización de su propio Yo. Su madre estaba por la higiene y la vida simple. De modo que el niño, durante sus tiernos años, no conoció otras bebidas más que los extremos del ajenjo y el cacao, por los cuales experimentaba la más saludable repugnancia. Cuanto se obstinaba su madre en predicar la abstinencia puritana, tanto se empeñaba su padre en entregarse a las licencias paganas; y cuando aquélla dio en el vegetarianismo, éste estaba ya a punto de defender el canibalismo.


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


Se incorporó a textos.info el 5 de febrero de 2017 por Edu Robsy.
Título visto 19 veces.
174 páginas / Tiempo de lectura aproximado: 5 horas, 5 minutos.