Texto: El Golem

Gustav Meyrink


Novela


0


Twitter Facebook Google+


No hay más información sobre el texto 'El Golem'.


Extracto de El Golem

Se originó una pequeña lucha, pues querían arrancar a la fuerza la talla de las manos de Vrieslander, pero él se defendió y gritó riendo:

— ¿Qué decís? No se parece en absoluto — y librándose de ellos abrió la ventana y tiró la cabeza a la calle.Perdí entonces el conocimiento y me sumergí en una profunda oscuridad cruzada por brillantes hilos dorados y cuando, después de mucho tiempo — eso me pareció —, desperté, oí golpear la cabeza en el asfalto.

— Ha dormido tan profundamente que no ha notado siquiera que lo sacudíamos — me dijo Josua Prokop —. El ponche se ha acabado y usted se lo ha perdido todo.

El ardiente dolor que me había producido lo que poco antes había oído se apoderó otra vez de mí y cuando quise gritar que no había estado soñando, les hablé sobre el libro Ibbur, y les dije que podía sacarlo de la caja y mostrárselo.

Pero no pude llegar a pronunciar estas palabras y semejantes pensamientos no pudieron impedir que los invitados se marcharan.


Leer eBook

Descargar eBook ePub


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


Se incorporó a textos.info el 26 de junio de 2016 por Edu Robsy.
Título visto 3 veces.
238 páginas / Tiempo de lectura aproximado: 6 horas, 57 minutos.