Texto: Moby Dick

Herman Melville


Novela


0


Twitter Facebook Google+


No hay más información sobre el texto 'Moby Dick'.


Extracto de Moby Dick

Y sigo, pues, mi historia tras de este breve inciso. Durante varios días, tras de zarpar de Nantucket, no se vio ni rastro del capitán Acab. Los oficiales se turnaban regularmente en las guardias, y a juzgar por las apariencias parecían los verdaderos dueños del buque. Sólo que de cuando en cuando salían de la cámara dando órdenes bruscas y terminantes que se veía claramente que alguien les había dictado.

Cada vez que subía yo a cubierta, después de una guardia abajo, miraba en el acto a popa, para ver si bahía en ella un rostro que me resultase desconocido, y siempre recordaba las diabólicas insinuaciones del viejo Elías sobre nuestro capitán invisible.

Como habíamos zarpado en Navidad, durante unos días tuvimos un tiempo verdaderamente polar, aunque derrotábamos incesantemente hacia el Sur para dejar

paulatinamente atrás aquel tiempo intolerable. Poco a poco, el tiempo mejoró, aunque de una manera casi insensible.

Y fue una de aquellas mañanas de transición entre el frío intenso y una temperatura más soportable, cuando al levantar la mirada hacia el coronamiento de popa, fui presa de un estremecimiento de mal agüero: El capitán Acab estaba plantado en el alcázar.


Leer eBook

Descargar eBook ePub


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


Se incorporó a textos.info el 16 de mayo de 2016 por Edu Robsy.
Título visto 5 veces.
125 páginas / Tiempo de lectura aproximado: 3 horas, 40 minutos.