Texto: La Lámpara Azul

Hermanos Grimm


Cuento infantil


0


Twitter Facebook Google+


No hay más información sobre el texto 'La Lámpara Azul'.


Extracto de La Lámpara Azul

— No —dijo él, adivinando sus perversas intenciones—. No te la daré hasta que mis pies toquen el suelo.

La bruja, airada, lo soltó, precipitándolo de nuevo en el fondo del pozo, y allí lo dejó.

Cayó el pobre soldado al húmedo fondo sin recibir daño alguno y sin que la luz azul se extinguiese. ¿De qué iba a servirle, empero? Comprendió en seguida que no podría escapar a la muerte. Permaneció tristemente sentado durante un rato. Luego, metiéndose, al azar, la mano en el bolsillo, encontró la pipa, todavía medio cargada. "Será mi último gusto", pensó; la encendió en la llama azul y se puso a fumar. Al esparcirse el humo por la cavidad del pozo, aparecióse de pronto un diminuto hombrecillo, que le preguntó:

— ¿Qué mandas, mi amo?.

— ¿Qué puedo mandarte? —replicó el soldado, atónito.

— Debo hacer todo lo que me mandes —dijo el enanillo.

— Bien —contestó el soldado—. En ese caso, ayúdame, ante todo, a salir del pozo.


Leer eBook

Descargar eBook ePub


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


Se incorporó a textos.info el 30 de agosto de 2016 por Edu Robsy.
Título visto 1 vez.
5 páginas / Tiempo de lectura aproximado: 8 minutos.