Texto: Guigemar

María de Francia


Cuento


0


Twitter Facebook Google+


No hay más información sobre el texto 'Guigemar'.


Leer en línea

ebook ePub

ebook ePub (sin imágenes)

Amazon Kindle

Amazon Kindle (sin imágenes)


Extracto de Guigemar

De seda tejida con oro era la colcha de encima. No sé el valor de las sábanas, pero os hablaré sólo de la almohada: quien apoyara encima la cabeza nunca tendría el cabello cano. La manta era de marta cibelina, forrada con seda púrpura de Alejandría. Dos candelabros de oro puro —el peor de ellos valía un tesoro— habían sido colocados en la proa; tenían encima sendos cirios encendidos, lo que le causó admiración.

Se apoya en la cama y descansa; le duele la herida. Luego, se vuelve a levantar, dispuesto a marcharse, pero no puede volver: la nave está ya en alta mar, alejándose veloz con él; había buena brisa, viento suave: en modo alguno puede regresar. Lo siente mucho, no sabe qué hacer; no es de extrañar que se aflija, pues le dolía mucho la herida. Tenía que resistir la aventura; pide a Dios que lo proteja y que con su poder lo lleve a puerto y lo libre de la muerte. Se acuesta en la cama y se queda dormido. Ya ha pasado lo más duro: antes de vísperas llegará al lugar en el que será curado, al pie de una antigua ciudad, que era capital de aquel reino.


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


Se incorporó a textos.info el 20 de septiembre de 2016 por Edu Robsy.
Título visto 1 vez.
16 páginas / Tiempo de lectura aproximado: 28 minutos.