Texto: Juana de Arco

Mark Twain


Novela


0


Twitter Facebook Google+


Juana de Arco

No hay más información sobre el texto 'Juana de Arco'.


Leer en línea

ebook ePUB

ebook Mobi

Edición física


Extracto de Juana de Arco

—Rescatar a Francia. Y el cielo quiere que sea yo quien lo haga. Nadie más en el mundo, ni reyes, ni duques, ni cualquiera otra persona, puede conseguirlo.

Sus palabras adoptaron un tono decidido y patético que impresionaron al caballero de Metz. Me di cuenta perfectamente. Juana bajó un poco la voz y continuó:

—Desde luego que hubiera preferido quedarme con mi madre ayudándole a hilar, porque ésta no es mi vocación. Pero debo estar dispuesta a hacerlo, cumpliendo la voluntad de mi Señor.

—¿Y quién es vuestro señor?

—Es Dios.

Al oír estas palabras, emocionado, el señor de Metz, cumpliendo la noble ceremonia feudal, se arrodilló y, colocando sus manos sobre las de Juana, como señal de estar a su servicio, prestó juramento de que, con la ayuda de Dios, él mismo la conduciría ante el Rey.

Al día siguiente, apareció el caballero Bertrand de Poulengy, quien también hizo juramento, empeñando su honor de caballero en que habría de luchar junto a ella, y la seguiría por dondequiera que fuese.


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


Se incorporó a textos.info el 11 de marzo de 2018 por Edu Robsy.
Título visto 8 veces.
416 páginas / Tiempo de lectura aproximado: 12 horas, 8 minutos.