Óxido, Humedad y Polvo

Joan Carlos Vinent


borrador relato corto



Twitter Facebook Google+


Borrador comienzo relato corto
 
La caja era de hierro oxidado; para abrirla sin romperla las mayores precauciones fueron insuficientes. En su interior encontró algo de lo que decidió no iba a hablar a nadie. Había tardado tres años en encontrarlo; de su existencia había oído hablar a su abuelo, quien le había comentado que el padre de su mejor amigo había escondido. La caja se había convertido en un mito, en una leyenda a lo largo de los años, y todos dudaban de que alguna vez hubiese existido. Cerró como pudo la caja nuevamente, y volvió a colocarla donde la encontró. Tres meses después decidió comentar algo a su mejor ayudante, un jovencito de nueve años al que el interés por esos viejos libros no paraba de crecer. Había ejemplares repletos de polvo que despertaban su intriga, que no osaba tocar ni abrir, ya que su maestro le comentó no debía tocar hasta que llegase el momento. El niño no sabía de qué momento se trataba, ni cuándo iba a llegar, y la tentación y la intriga por abrir esos códices crecían día a día. Una noche, antes de volver a casa, cuando ya se estaba poniendo el abrigo, X... le llamó y le invitó a que le acompañara, pero le pidió que antes llenase la lámpara de queroseno. De este modo se dirigieron a un nuevo espacio que el jovencito no sabía que existiera. Era un cuarto que jamás había visto. Empezaban las novedades. J... ansiaba la recompensa a tan larga espera.

Publicado el 3 de julio de 2016 por Juan Carlos Vinent Mercadal.
Leído 2 veces.