Texto: El Barón de Grogzwig

Charles Dickens


Cuento


0


Twitter Facebook Google+


No hay información adicional sobre el texto "El Barón de Grogzwig".


Extracto de El Barón de Grogzwig

—¡Lo haré! — gritó de pronto el barón golpeando la mesa con la mano derecha y retorciéndose el mostacho con la izquierda —. ¡Preñaré a la dama de Grogzwig!

Los veinticuatro verdes de Lincoln se pusieron pálidos, a excepción de sus veinticuatro narices, cuyo color permaneció inalterable.

— Me refiero a la dama de Grogzwig — repitió el barón mirando la mesa a su alrededor.

—¡Por la dama de Grogzwig! — gritaron los verdes de Lincoln, y por sus veinticuatro gargantas bajaron veinticuatro pintas imperiales de un vino del Rin tan viejo y extraordinario que se lamieron sus cuarenta y ocho labios, y luego pestañearon.

— La hermosa hija del barón Von Swillenhausen — añadió Koëldwethout, condescendiendo a explicarse —. La pediremos en matrimonio a su padre en cuanto el sol baje mañana. Si se niega a nuestra petición, le cortaremos la nariz.

Un murmullo ronco se elevó entre el grupo; todos los hombres tocaron primero la empuñadura de su espada, y después la punta de su nariz, con espantoso significado.


Leer


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


Se incorporó a textos.info el 22 de mayo de 2016 por Edu Robsy.
Título visto 1 vez.
11 páginas / Tiempo de lectura aproximado: 20 minutos.