Texto: El Niño de Guzmán

Emilia Pardo Bazán


Novela


0


Twitter Facebook Google+


No hay información adicional sobre el texto "El Niño de Guzmán".


Extracto de El Niño de Guzmán

La copa de agua que Borromeo alzaba se inclinó, y unas gotas cayeron sobre el mantel. Hubo en la mesa otro silencio tormentoso, difícil. Don Servando echó por los cerros de Úbeda, a trueque de variar de asunto.

—Duque, este Jerez tan fragante me parece una cara conocida… ¡Bah! ¡Tonto de mí! Pero si debe de ser Niño de Guzmán… De las bodegas del sobrino…

—Por cierto, y de la cosecha del año que murió el pobre Rey… ¡Cómo pasa el tiempo! Ya es un Jerez rancio… No hay otro como el Niño de Guzmán, de la célebre solera Carcamala… la más veneranda de las soleras andaluzas. El Jerez acabado de fermentar y trasegado a la Carcamala, echa canas en el acto… Esto es néctar… Con sherry por el estilo Pedro, puede darse tono en Inglaterra —añadió el Duque poniendo al trasluz la copita muselina llena de líquido topacio.

Chasqueaba la lengua Tranquilo y pedía más Jerez, con la libertad propia de un almuerzo en que no había otras faldas sino las del capellán, cuando estremeció los vidrios el rodar de un coche; se oyó bullicio en el vestíbulo, taconeo fuerte en la escalera, risas en la antesala, puertas empujadas con vivacidad, y dos señoras hicieron irrupción en el comedor. Mauricio se levantó de un salto, los convidados se deshicieron en saludos y bienvenidas; Tranquilo, galante, cedió su presidencia a la más bajita de las dos damas, que vino así a quedar a la derecha de su esposo, pues las recién llegadas eran Bernarda Zárate, condesa de Lobatilla y Rafaela Seriñó Zurita, pupila y sobrina no muy cercana de don Gaspar —para sus amigos, Narda y Arcangelita, o Gelita, más sucintamente.


Leer


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


Se incorporó a textos.info el 8 de septiembre de 2016 por Edu Robsy.
Título visto 3 veces.
104 páginas / Tiempo de lectura aproximado: 3 horas, 2 minutos.