Texto: El Romance de un Ocupado Bolsista

O. Henry


Cuento


0


Twitter Facebook Google+


No hay información adicional sobre el texto "El Romance de un Ocupado Bolsista".


Extracto de El Romance de un Ocupado Bolsista

—Bueno, ¿qué es esto? ¿Algo? —interrogó Maxwell lacónicamente.

Las cartas abiertas yacían sobre el ocupado escritorio que parecía un banco de hielo. Su agudo ojo gris, impersonal y brusco enfocó con impaciencia la mitad del cuerpo de la muchacha.

—Nada —repuso la estenógrafa alejándose con una ligera sonrisa.

—Señor Pitcher —le manifestó al confidencial empleado—, ¿El señor Maxwell dijo algo acerca de emplear a otra estenógrafa?

—Sí —repuso Pitcher—. Me ordenó que tomara a otra. Ayer por la tarde pedí a la agencia que enviara algunas para probarlas esta mañana. Son las 9.45 y todavía no se ha mostrado ningún modelo de sombrero ni ningún pedazo de goma de mascar.

—Entonces haré el trabajo como de costumbre —dijo la joven— hasta que llegue alguna muchacha para ocupar el puesto— se dirigió a su escritorio y colgó el sombrero negro con el ala de guacamayo gris verdoso, en el sitio acostumbrado.

El que se haya visto privado de presenciar el espectáculo de un ocupado bolsista de Manhattan durante una avalancha de trabajo, está impedido para ejercer la profesión de la antropología. El poeta canta acerca de la “ocupada hora de la vida gloriosa”. La hora del bolsista no sólo es ocupada, sino que los minutos y los segundos están suspendidos de todas las correas de las plataformas delantera y trasera.


Leer


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


Se incorporó a textos.info el 20 de septiembre de 2016 por Edu Robsy.
Título visto 2 veces.
4 páginas / Tiempo de lectura aproximado: 7 minutos.