Texto: Gabriel Ernesto

Hector Hugh Munro "Saki"


Cuento


0


Twitter Facebook Google+


No hay información adicional sobre el texto "Gabriel Ernesto".


Extracto de Gabriel Ernesto

—¿De qué te alimentas? —preguntó.

—Carne —dijo el muchacho.

Y pronunció la palabra con una lenta delicia, como si estuviera saboreándola.

—¡Carne! ¿Qué carne?

—Ya que le interesa, conejos, perdices, liebres, aves de corral, corderitos recién nacidos, y niños cuando consigo alguno; en general están encerrados con llave por la noche, cuando yo hago la mayor parte de la cacería. Hace ya dos meses que no pruebo carne de niño.

Haciendo caso omiso de la irritante naturaleza de la última frase, Van Cheele trató de llevar al muchacho al tema de la posible caza furtiva.

—Estás hablando por tu sombrero cuando mencionas lo de alimentarse con liebres (por el aspecto del muchacho no era un símil muy afortunado). Las liebres de nuestras colinas no son fáciles de cazar.

—Por la noche yo cazo en cuatro patas —fue la respuesta más o menos enigmática.

—¿Supongo que lo que dices es que cazas con un perro? —aventuró Van Cheele.


Leer


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


Se incorporó a textos.info el 25 de julio de 2016 por Edu Robsy.
Título visto 3 veces.
8 páginas / Tiempo de lectura aproximado: 14 minutos.