Texto: La Cueva de la Mora

Gustavo Adolfo Bécquer


Cuento


0


Twitter Facebook Google+


No hay información adicional sobre el texto "La Cueva de la Mora".


Extracto de La Cueva de la Mora

Para cerciorarme de la verdad que pudiera haber en mis inducciones, después que salí de la cueva por donde mismo había entrado, trabé conversación con un trabajador que andaba podando unas viñas en aquellos vericuetos, y al cual me acerqué so pretexto de pedirle lumbre para encender un cigarrillo.

Hablamos de varias cosas indiferentes; de las propiedades medicinales de las aguas de Fitero, de la cosecha pasada y la por venir, de las mujeres de Navarra y el cultivo de las viñas; hablamos en fin, de todo lo que al buen hombre se le ocurrió, primero que de la cueva objeto de mi curiosidad.

Cuando, por último, la conversación recayó sobre este punto, le pregunté si sabía de alguien que hubiese penetrado en ella y visto su fondo.

— ¡Penetrar en la cueva de la mora! me dijo como asombrado al oir mi pregunta: ¿quién había de atreverse? ¿No sabe usted que de esa sima sale todas las noches un ánima?

— ¡Un ánima! exclamé yo sonriéndome; ¿el ánima de quién?


Leer


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


Se incorporó a textos.info el 19 de agosto de 2016 por Edu Robsy.
Título visto 2 veces.
6 páginas / Tiempo de lectura aproximado: 10 minutos.