Texto: La Duplicidad de Hargraves

O. Henry


Cuento


0


Twitter Facebook Google+


No hay información adicional sobre el texto "La Duplicidad de Hargraves".


Extracto de La Duplicidad de Hargraves

Como a casi todos los viejos que hablan del pasado, al comandante le gustaba entrar en detalles. Al describir los fastuosos, casi regios días transcurridos en las plantaciones, solía vacilar hasta que recordaba el nombre del negro que le preparaba el caballo, la fecha exacta de algún acontecimiento sin importancia o el número de balas de algodón recolectado en determinado año; pero Hargraves no perdía el interés ni la paciencia. Al contrario, formulaba preguntas sobre diversos temas relacionados con la vida de la época, y las réplicas no se hacían esperar.

Las cacerías de zorros, las cenas a base de zarigüeya, los funerales y los festejos en los caseríos negros, los banquetes en el gran salón de la mansión, cuando acudían invitados de ochenta kilómetros a la redonda; las disputas ocasionales con clanes vecinos; el duelo del comandante con Rathbone Culbertson por la mano de Kitty Chalmers, que finalmente se había casado con cierto Thwaite de Carolina del Sur; las carreras privadas de yates, por sumas fabulosas, en Mobile Bay; las singulares creencias, las costumbres impróvidas y la lealtad de los viejos esclavos; esos eran los temas que, a veces durante horas, mantenían absortos al comandante y a Hargraves.


Leer


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


Se incorporó a textos.info el 20 de septiembre de 2016 por Edu Robsy.
Título visto 2 veces.
15 páginas / Tiempo de lectura aproximado: 27 minutos.