Texto: La Importancia de Llamarse Ernesto

Oscar Wilde


Teatro, comedia


0


Twitter Facebook Google+


No hay información adicional sobre el texto "La Importancia de Llamarse Ernesto".


Extracto de La Importancia de Llamarse Ernesto

JACK. —Yo quiero dar a entender otra cosa.

GUNDELINDA. —Ya me lo figuraba. Realmente no me equivoco nunca.

JACK. —Y yo quisiera que me fuese permitido aprovechar la ocasión favorable creada por la ausencia momentánea de lady Bracknell...

GUNDELINDA. —Yo le aconsejaría, sin duda, que lo hiciese. Mamá tiene una manera de volver a entrar de repente en una habitación, que me ha obligado a reñirla muchas veces.

JACK. (Nerviosamente.)—Miss Fairfax, desde que la conocí a usted, la admiré más que a ninguna otra muchacha... Desde que la conocí a usted...

la conocí...

GUNDELINDA. —Sí, ya estoy perfectamente enterada de eso. Y con frecuencia he deseado que hubiera usted sido más expresivo, en público, por lo menos. Ha tenido usted siempre para mí un encanto irresistible. Aun antes de conocerle, estaba usted lejos de serme indiferente. (JACK la mira atónito.) Vivimos, como usted sabe, míster Worthing, en una época de ideales. Es un hecho que nos recuerdan constantemente en las revistas mensuales más caras, y que ha llegado, según me han dicho, hasta los púlpitos de provincias; y mi ideal ha sido siempre amar a un hombre que se llamase Ernesto. Hay en ese nombre algo que inspira una absoluta confianza. Desde el momento en que Algernon me indicó que tenía un amigo llamado Ernesto, comprendí que estaba destinada a amarle a usted.


Leer


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


Se incorporó a textos.info el 21 de mayo de 2016 por Edu Robsy.
Título visto 8 veces.
67 páginas / Tiempo de lectura aproximado: 1 hora, 57 minutos.