Texto: Las Cuatro Verdades

Arturo Robsy


Cuento


0


Twitter Facebook Google+


No hay información adicional sobre el texto "Las Cuatro Verdades".


Extracto de Las Cuatro Verdades

Meditó un poco, en busca de la palabra alada y fugitiva. No era "vieja bruja".

—Urraca. —dijo al fin.— Graja.

Julián jamás se había atrevido a tanto. Pertenecía a la clase de hombres silenciosos con hábitos de conejo perseguido. Pero una fuerza interior le llevaba a expresar sus verdaderos sentimientos.

—Sinvergüenza. —respondió la suegra, también víctima de la misma fuerza interior.

Algo había en el aire muy superior al simple intercambio de opiniones sinceras entre generaciones emparentadas. Quizá por el agujero de ozono se colaban efluvios de eternidad hasta el planeta; quizá era sólo la singular intensidad de la primavera, capaz de poner a burbujear las sangres más frías.

Pedro Llanos, por ejemplo, alarmó a su jefe de ventas más o menos a la misma hora. Daba palmadas sobre un televisor de alta definición, joya de la técnica japonesa:

—¿Y para qué? —decía— Mucho más caro y aquí no se emite en alta definición. De los cuarenta canales, lo mismo, si sólo se pueden usar seis o siete. Y el servicio técnico...Si esto se les avería, nosotros no tenemos a quien lo sepa arreglar.


Leer


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


Se incorporó a textos.info el 10 de julio de 2016 por Edu Robsy.
Título visto 1 vez.
4 páginas / Tiempo de lectura aproximado: 8 minutos.