Texto: Un Lance Pesado

Gustavo Adolfo Bécquer


Cuento


0


Twitter Facebook Google+


No hay información adicional sobre el texto "Un Lance Pesado".


Extracto de Un Lance Pesado

— ¿Te parece que hagamos noche aquí?

— Allá veremos cómo se presenta la tarde — me contestó.

Y dando un golpe en la mesa, llamó al muchacho que nos servía e hizo traer una botella más sobre las dos que ya nos habíamos bebido: total, tres. Y hago esta mención del número de botellas, porque si el lector, como en el cuento de Las cabras de Sancho, quiere llevar la cuenta de las que bebimos, tal vez encontrará más natural y verosímil el desenlace de la historia que voy a referirle.

Cuando concluimos con la tercera botella, llovía si Dios tenía qué. Hicimos traer la cuarta, y cuando arrojamos el casco vacío, yo no sé ya si llovía o tronaba; lo que puedo decir es que la habitación se nos andaba alrededor, que bajamos la escalera a trompicones, ensillamos como pudimos y algunos minutos después corríamos a rienda suelta por el camino de Tarazona, sin cuidarnos más de los truenos, el granizo y la lluvia, que de las desazones del gran turco. Y así corrimos sin parar hasta el barranco de la venta.


Leer


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


Se incorporó a textos.info el 19 de agosto de 2016 por Edu Robsy.
Título visto 3 veces.
7 páginas / Tiempo de lectura aproximado: 12 minutos.