Texto: Una Avanzada del Progreso

Joseph Conrad


Cuento


0


Twitter Facebook Google+


No hay información adicional sobre el texto "Una Avanzada del Progreso".


Extracto de Una Avanzada del Progreso

Juntos no hacían nada, nada en absoluto, sino gozar de aquel sentimiento de ocio porque se les pagaba. Con el tiempo llegaron a sentir algo semejante al mutuo afecto.

Vivían como dos ciegos en una amplia habitación, sin conocer más que lo que tocaban (y solo de manera imperfecta), imposibilitados de ver el aspecto general de las cosas.

El río, la selva, toda la ancha tierra palpitante de vida, eran como un gran vacío. Ni aun la claridad del sol les revelaba cosa alguna inteligible.

Todo surgía y se borraba ante sus ojos de cierta manera inconexa, y falta de propósito. El río parecía no venir de ninguna parte ni correr hacia ninguna otra. Fluía en vano.

De aquella vanidad, a veces, venían canoas, y unos hombres con lanzas apiñábanse de pronto en las cercas de la factoría. Iban desnudos; eran de un negro reluciente; se adornaban con níveas conchas y latón; ostentaban musculaturas perfectas; producían al hablar un rumor grosero y cantarín; movíanse majestuosamente, de sus ojos, inquietos y alarmados siempre, salían miradas rápidas y salvajes. Sentábanse los guerreros en cuclillas, en largas hileras de cuatro o más en fondo, mientras sus jefes se pasaban las horas con Makola regateando un colmillo de elefante. Kayerts, sentado en su silla, miraba cómo se hacía el trato, sin entender nada.


Leer


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


Se incorporó a textos.info el 20 de julio de 2016 por Edu Robsy.
Título visto 2 veces.
29 páginas / Tiempo de lectura aproximado: 51 minutos.