Texto: Los Cuarenta y Cinco
de Alejandro Dumas


Novela


0


Twitter Facebook


Los Cuarenta y Cinco

No hay más información sobre el texto 'Los Cuarenta y Cinco'.


Edición física

Denunciar texto


Fragmento de Los Cuarenta y Cinco

Chicot permanecía invisible en su sillón, Joyeuse repantigado en el cojín, Enrique muellemente encogido entre las sábanas.

—¿Qué tal, Joyeuse? —interrogó el rey—. ¿Has tuneado mucho por esas calles?

—Sí, señor, sí, mucho, os doy las gracias —repuso negligentemente el duque.

—¡Qué pronto desapareciste esta mañana de la plaza de Grève!

—Francamente, señor, aquella escena era poco agradable para mí, porque no me agrada ver padecer a mis semejantes.

—¡Alma compasiva!

—No; decid más bien, corazón egoísta; los sufrimientos ajenos me afectan los nervios.

—¿Sabes lo que ha sucedido?

—¿En dónde?

—En la Grève.

—No, a fe mía.

—Salcedo ha negado todo.

—¡Ah!

—Oyes esta noticia con la mayor indiferencia, Joyeuse.

—¿Yo?

—Sí.

—Os confieso, señor, que para mí no tenía la menor importancia lo que Salcedo pudiese decir, y por otra parte estaba seguro de que se retractaría.


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


779 págs. / 22 horas, 44 minutos.
155 visitas.
Publicado el 11 de marzo de 2017 por Edu Robsy.


Textos más populares de Alejandro Dumas