Texto: El Rey del Frío
de Aleksandr Afanásiev


Cuento infantil


0


Twitter Facebook


El Rey del Frío

No hay más información sobre el texto 'El Rey del Frío'.


Edición física

Denunciar texto


Fragmento de El Rey del Frío

Al día siguiente Marfutka se levantó al amanecer, se lavó cuidadosamente, recitó sus oraciones, saludó al padre y a la madre, puso lo poco que tenía en el pequeño baúl y se engalanó con su mejor vestido. Resultaba una novia hermosísima.

El viejo, cuando hubo enganchado el caballo al trineo, lo puso ante la puerta de la cabaña y dijo:

—Ya está todo listo; y tú, Marfutka, ¿estás también preparada?

—Sí, estoy pronta, padre mío.

—Bien —dijo la madrastra—; ahora es preciso que coman.

El anciano padre, lleno de asombro, pensó: «¿Por qué se sentirá hoy tan generosa la vieja?»

Cuando terminaba la colación, dijo la esposa al asombrado viejo y a su hijastra:

—Te he desposado, Marfutka, con el Rey del Frío. No es un novio joven ni apuesto, pero es, en cambio, riquísimo, y ¿qué más puedes desear? Con el tiempo llegarás a quererlo.

El anciano dejó caer la cuchara, que aún tenía en la mano, y con los ojos llenos de espanto miró suplicante a su mujer.


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


6 págs. / 11 minutos.
26 visitas.
Publicado el 15 de agosto de 2016 por Edu Robsy.


Textos más populares de Aleksandr Afanásiev