Texto: Kirdzhali
de Aleksandr Pushkin


Cuento


0


Twitter Facebook


Kirdzhali

No hay más información sobre el texto 'Kirdzhali'.


Edición física


Fragmento de Kirdzhali

Sin embargo, al día siguiente los turcos atacaron a los hetairistas. Al no atreverse a usar metralla ni balas de cañón, decidieron, contrariamente a su costumbre, actuar con arma blanca. La batalla fue cruenta. Se batieron con alfanjes. En el lado turco se vieron lanzas, que hasta entonces nunca habían tenido; eran lanzas rusas: partidarios de Nekrasa combatían en las filas turcas. Los hetairistas, con el permiso de nuestro soberano, podían cruzar el Prut y refugiarse en nuestro recinto. Empezaron a cruzar el río. Kantagoni y Saphianos fueron los últimos en quedarse en la orilla turca. Kirdzhali, herido el día anterior, estaba acostado en el recinto ruso. Saphianos fue muerto. Kantagoni, un hombre muy gordo, recibió una herida de lanza en la barriga. Con una mano alzó el sable, con la otra agarró la lanza y se la clavó más profundamente, de modo que pudo alcanzar con el sable a su asesino, con quien cayó al suelo.

Todo había terminado. Los turcos habían vencido. Moldavia estaba limpia. Unos seiscientos arnaútes se dispersaron por Besarabia; aunque no sabían cómo ganarse el sustento, estaban agradecidos a Rusia por su protección. Llevaban una vida ociosa, pero no disoluta. Siempre se los podía ver en los cafés de la Besarabia medio turca, con largos chibuquíes en la boca sorbiendo un café espeso de pequeñas tacitas. Sus chaquetas con arabescos y los rojos zapatos en punta ya empezaban a estar gastados, pero el casquete con penacho seguía ladeado y de los anchos cinturones seguían asomándose alfanjes y pistolas. Nadie se quejaba de ellos. Era imposible imaginar que esos pacíficos pobres eran los bandidos más conocidos de Moldavia, compañeros del terrible Kirdzhali, y que él mismo estaba entre ellos.


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


6 págs. / 11 minutos.
60 visitas.
Publicado el 25 de junio de 2018 por Edu Robsy.


Textos más populares de Aleksandr Pushkin