Texto: Ruslan y Liudmila
de Aleksandr Pushkin


Cuento


0


Twitter Facebook


Ruslan y Liudmila

No hay más información sobre el texto 'Ruslan y Liudmila'.


Edición física

Denunciar texto


Fragmento de Ruslan y Liudmila

«¡Así conseguiré coronar pronto mis deseos y mi amor!» pensaba yo. «Ahora, Naína. Te venceré y serás mía!».

Mas no fui yo el vencedor, sino el destino, que me perseguía sin descanso.

Lleno de esperanzas juveniles, empecé a invocar a los espíritus. Y he aquí que el silencio eterno de la fronda se vio turbado por un trueno formidable, acompañado de la luz de un relámpago. Prodújose un mágico torbellino… La tierra tembló bajo los pies… y ante mis ojos apareció sentada una vieja canosa, con ojos brillantes y hundidos y una enorme joroba, símbolo de la más triste decrepitud.

¡Ay guerrero! ¡Aquella mujer era Naína! Quedé horrorizado y sin poder hablar, contemplando el repugnante fantasma y sin dar fe a mis propios ojos…

Entonces prorrumpí en súbito llanto y dije:

«¿Es posible que seas tú, Naína? ¿Dónde está tu hermosura? ¿Cómo has podido cambiar así?… Dime, ¿cuánto tiempo hace que no nos hemos visto?…».


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


46 págs. / 1 hora, 21 minutos.
237 visitas.
Publicado el 12 de noviembre de 2017 por Edu Robsy.


Textos más populares de Aleksandr Pushkin