Texto: La Mujer que Comía Poco

Alfred de Musset


Cuento


0


Twitter Facebook Google+


La Mujer que Comía Poco

No hay más información sobre el texto 'La Mujer que Comía Poco'.


Leer en línea

ebook PDF

ebook ePUB

ebook Mobi

Edición física


Fragmento de La Mujer que Comía Poco

Se lo comentó a otro pastor que le dijo:

—El lunes, en lugar de subir a la montaña, escóndete en la casa y verás si tu mujer come o no.

Llegó el lunes; el pastor se echó el zurrón al hombro y le dijo a su esposa:

—Hasta el sábado. Cuídate. No enfermes por no comer.

Ella le contestó:

—Mi pobre marido, no tengo apetito. Sólo de pensar en comer me dan náuseas. Estoy gorda porque así es mi naturaleza.

El pastor salió en dirección a la montaña pero, a mitad de camino, se dio media vuelta y, sin que lo viera su mujer, entró en su casa y se escondió detrás de la cocina. Desde ese punto de observación, la vio comerse una gallina con arroz. A lo largo de la tarde se comió una tortilla con salchichón. Cuando llegó la noche, el pastor salió de su escondite, entró en la cocina y le dijo a la glotona:

—¡Hola, buenas!

—Pero, ¿por qué has vuelto? —le preguntó ella.

—Había tanta niebla en la montaña que he temido perderme. Además llovía y caían gruesos granizos.


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


1 pág. / 2 minutos / 24 visitas.
Publicado el 22 de octubre de 2016 por Edu Robsy.