Texto: El Pozo de Santa Clara
de Anatole France


Cuento


0


Twitter Facebook


El Pozo de Santa Clara

No hay más información sobre el texto 'El Pozo de Santa Clara'.


Edición física


Fragmento de El Pozo de Santa Clara

Un día en que este entraba bajo el pórtico de Santa María Novella, donde los frailes de la orden de Santo Domingo guardaban abundantes libros llevados por los griegos, messer Betto, que pasaba a la sazón por la plaza, llamó vivamente a su amigo:

—¡Eh, Guido! ¿Adónde camináis en este claro día que, según mi entender, os invita a cazar pájaros en los montes, mejor que a esconderos en la sombra de ese claustro? Hacedme el obsequio de venir a mi casa de Arezzo, donde os tañeré la flauta por el gusto de veros sonreír.

—¡Infinitas gracias! —respondió messer Guido sin dignarse volver la cabeza—. Voy en busca de mi dama.

Y entró en la iglesia, que recorrió con paso rápido, tan poco respetuoso del Santo Sacramento expuesto en el altar, como de messer Betto, montado afuera en su caballo y alelado con lo que acababa de oír. Por una puerta baja penetró en el claustro, pasó a lo largo del muro y llegó a la librería donde fra Sixto pintaba figuras de ángeles. Habiendo saludado al buen hermano, sacó de un gran cofre uno de los libros recién llegados de Constantinopla; lo puso en un pupitre, y empezó a hojearlo. Era un tratado del Amor, compuesto en lengua griega por el divino Platón. Suspiró; sus manos temblaron; sus ojos se llenaron de lágrimas.


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


152 págs. / 4 horas, 27 minutos.
58 visitas.
Publicado el 12 de mayo de 2018 por Edu Robsy.


Textos más populares de Anatole France