Texto: La Isla de los Pingüinos
de Anatole France


Novela, Sátira


0


Twitter Facebook


La Isla de los Pingüinos

Sátira sobre la historia de Francia y del mundo occidental

La isla de los pingüinos es una crítica de la naturaleza humana desde una perspectiva socialista en la que se satirizan la moral, las costumbres y las leyes. Por ejemplo, el origen de la aristocracia, se nos presenta con el asesinato brutal y descarado de un campesino y el robo de su tierra.

La isla de los pingüinos está escrita en el estilo de un libro de Historia de los siglos XVIII y XIX, incluyendo metanarrativas, héroes mitológicos, hagiografias y nacionalismo romántico. Trata acerca de una isla de alcas gigantes localizada en la costa norte de Europa. La historia comienza cuando un monje misionero cristiano aterriza accidentalmente en la isla y confunde a las alcas gigantes con una especie de civilización griega pre-cristiana. Al estar medio ciego, confunde a los animales con personas y los bautiza. Su error provoca un problema para el Señor, ya que normalmente solo se permite el bautizo a las personas, por lo que lo resuelve mediante la conversión de las alcas gigantes en personas a las que da un alma.


Leer en línea

Descargar PDF

Descargar ePub

Descargar Kindle

Edición física

Denunciar texto


Fragmento de La Isla de los Pingüinos

—¿No podrían apropiárselas menos violentamente? —preguntó el anciano—. Mientras pelean se cruzan entre todos palabras que no entiendo, pero que, a juzgar por el tono con que las pronuncian, parecen insultantes y amenazadoras.

—Se acusan recíprocamente de robo y de usurpación —respondió Bulloch—. Tal es el sentido general de sus discursos.

En aquel momento el santo varón Mael cruzó las manos y lanzó un profundo suspiro.

—¿No veis, hijo mío, aquel que, furioso, arranca con los dientes la nariz de su adversario, y ese otro que aplasta la cabeza de una mujer con piedra enorme?

—Los veo —respondió Bulloch—. Ahora crean el derecho y fundan la propiedad, establecen los llamados principios de la civilización, las bases sociales y los cimientos del Estado.

—¿Cómo es posible? —preguntó el anciano Mael.

—Amojonan los campos. Este es el origen de toda organización social. Vuestros pingüinos, venerable maestro, realizan augustas funciones. Su obra será consagrada por los legisladores, protegida y confirmada por los magistrados a través de los siglos.


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


239 págs. / 6 horas, 59 minutos.
78 visitas.
Publicado el 25 de febrero de 2019 por Edu Robsy.


Textos más populares de Anatole France