Texto: Thaïs, la cortesana de Alejandría
de Anatole France


Novela


0


Twitter Facebook


Thaïs, la cortesana de Alejandría

Novela sobre la vida de Santa Thaïs

Vida novelizada de Santa Thaïs, una bella cortesana en la Alejandría del siglo IV después de Cristo en el Egipto romano. El abad Pafnucio, enamorado de ella, se obstina en redimirla y lo consigue, abandonando ella su vida de disipación y lujo para ingresar en un monasterio libremente, donde quedará encerrada durante cinco años en una diminuta celda.

Anatole France contrapone al obsesivo Pafnucio, quien ve demonios hasta en sus bolsillos, y la alegre y amorosa Tais. En su empeño por salvarse y huir del diablo, él será siempre un desgraciado, mientras a ella ni la sobriedad del convento le arrebatará la felicidad.


Leer en línea

Descargar PDF

Descargar ePub

Descargar Kindle

Edición física

Denunciar texto


Fragmento de Thaïs, la cortesana de Alejandría

Así no es de extrañar que Pafnucio reconociese al punto la falsedad de la visión en el sueño.

Mientras ligeramente se dolía de que Dios lo hubiese abandonado al poder de los demonios, se sintió empujado y arrastrado por una multitud de hombres que corrían todos en el mismo sentido; y como ya no tenía costumbre de andar por las ciudades, tropezaba con uno y otro de los que iban corriendo como si fuera una masa inerte, y al enredarse sus piernas en los pliegues de su lujosa túnica vaciló a punto de caer varias veces. Deseoso de averiguar adónde iban todos aquellos hombres, preguntó a uno la causa de tanto apresuramiento.

—Extranjero —le respondió el interrogado—, ¿ignoras que ya es la hora de los juegos y que Thaïs aparecerá sobre la escena? Todos esos ciudadanos van al teatro, y yo voy también con ellos. ¿Te agradaría acompañarme?

De pronto diose cuenta de lo conveniente que sería para su propósito ver a Thaïs en los juegos. Pafnucio siguió a aquel hombre.


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


154 págs. / 4 horas, 31 minutos.
148 visitas.
Publicado el 25 de mayo de 2017 por Edu Robsy.


Textos más populares de Anatole France