Texto: La Mujer del Boticario
de Antón Chéjov


Cuento


0


Twitter Facebook


La Mujer del Boticario

No hay más información sobre el texto 'La Mujer del Boticario'.


Edición física

Denunciar texto


Fragmento de La Mujer del Boticario

—Huele a botica —dice el oficial delgado—. ¡Claro..., como que es una botica...! ¡Ah...! ¡Ahora que me acuerdo... la semana pasada estuve aquí a comprar aceite de ricino! Aquí es donde hay un boticario con una cara agria y una quijada de asno. ¡Vaya quijada...! Con una como ésa, exactamente, venció Sansón a los filisteos.

—Si... —dice con voz de bajo el gordo—. Ahora la botica está dormida... La boticaria estará también dormida... Aquí, Obtesov, hay una boticaria muy guapa.

—La he visto. Me gusta mucho. Diga, doctor: ¿podrá querer a ese de la quijada? ¿Será posible?

—No. Seguramente no lo quiere —suspira el doctor con expresión de lástima hacia el boticario—. ¡Ahora, guapita..., estarás dormida detrás de esa ventana...! ¿No crees, Obtesov? Estará con la boquita entreabierta, tendrá calor y sacará un piececito. Seguro que el tonto boticario no entiende de belleza. Para él, probablemente, una mujer y una botella de lejía es lo mismo.


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


6 págs. / 10 minutos.
42 visitas.
Publicado el 7 de junio de 2016 por Edu Robsy.


Textos más populares de Antón Chéjov