Texto: Meteorológicos
de Aristóteles


Ciencia, filosofía, tratado


0


Twitter Facebook


Meteorológicos

No hay más información sobre el texto 'Meteorológicos'.


Edición física


Fragmento de Meteorológicos

Es preciso considerar conjuntamente <todos> los aspectos que concurren en su formación, tanto los que no se apartan <de lo razonable> como los que parecen ser ilógicos.

En efecto, el granizo es hielo y el agua se hiela en invierno; sin embargo, las granizadas se producen sobre todo en primavera y en otoño, en segundo lugar también al final del verano, pero raramente en invierno, y cuando hace menos frío. En general, además, las granizadas se producen en los lugares de clima más benigno, las nevadas, en cambio, en los más fríos.

Es extraño también que el agua se hiele en la región superior: pues ni es posible que se hiele antes de convertirse en agua ni que el agua permanezca suspendida en el aire tiempo alguno. Pero no <es que> al modo como las gotas son llevadas hacia arriba gracias a su pequeñez y permanecen suspendidas en el aire, o como la tierra y el oro flotan muchas veces en el agua por <hallarse> en forma de pequeñas partículas, así también el agua sobre el aire, al reunirse muchas gotas pequeñas, se aglutine en gotas grandes: en efecto, esto no es admisible que suceda en el caso del granizo; pues las <partículas> heladas no se aglutinan como las líquidas. Está claro, pues, que el agua ha permanecido en lo alto en <partículas del> correspondiente tamaño: si no, no se habría helado en <partículas de> tamaño semejante.


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


149 págs. / 4 horas, 21 minutos.
188 visitas.
Publicado el 1 de noviembre de 2017 por Edu Robsy.


Textos más populares de Aristóteles