Texto: Cómo Liarse con un Ordenador, Arqueología informática
de Arturo Robsy


Manual, Cuento, Ensayo


0


Twitter Facebook


Cómo Liarse con un Ordenador

Cuentos humorísticos sobre retroinformática

Este libro trata de los tiempos heroicos de las o los BBS, lo que hoy le añade un toque de nostalgia que, desde luego, no empequeñece su estricto sentido del humor. Tampoco empequeñece su valor histórico. Todos los personajes son ficticios y posiblemente el autor, también.

Un recorrido en clave humorística desde los tiempos del MSX, el Amstrad PCW y los primeros IBM PC hasta la época dorada de los 486. Apto para los que vivieron aquellos tiempos anteriores a Internet, cuando la informática no era tan fácil ni tan habitual como lo es ahora. Incluye hasta listados en BASIC, así que mejor estar preparados.


Leer en línea

Descargar ePub

Descargar Kindle

Edición física

Denunciar texto


Fragmento de Cómo Liarse con un Ordenador

Cosas así pasan cuando uno comparte la línea con el resto de la familia. También pueden cortarte cuando estás terminando de hacer un "download" de 200 k. usando el lento XMODEM. Todo perdido en un segundo y sin el alivio de poderle echar la culpa al gobierno .

Con práctica de yoga y respiración profunda estos problemas acaban siendo parte de la vida cotidiana y uno los encaja con resignación cristiana. A cambio, empiezan otros: el novato que, como yo, usa un terminal poco serio como es el de Windows o el de algún paquete integrado, cae en la tentación de llevarse ficheros de un BBS gratuito o donde se ha dado de alta por una módica cantidad anual. Tiene los baudios bien; tiene el bit de paro (uno, normalmente) en su punto. Y la longitud de palabra (8 bits normalmente). Y hasta eso de Xon/Xoff, o sea, "chonchof".

Se va al área de ficheros del BBS, dice que se quiere llevar uno, escribe su título y, a continuación, el BBS le da a escoger una serie de protocolos:


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


196 págs. / 5 horas, 43 minutos.
45 visitas.
Publicado el 28 de marzo de 2019 por Edu Robsy.


Textos más populares de Arturo Robsy