Texto: Cómo Ser un Sinvergüenza con las Señoras
de Arturo Robsy


Novela, Cuento, Manual


0


Twitter Facebook


Cómo Ser un Sinvergüenza con las Señoras

El primer manual oficial de seducción escrito en España

Un manual de seducción cargado de humor que, con ejemplos prácticos contados en primera persona, que son, en realidad, relatos breves autobiográficos o casi, consigue explicarnos las distintas técnicas de seducción y apareamiento que ha ido siguiendo el autor en su vida diaria, y el resultado que le han proporcionado.

No es un libro políticamente correcto y, dados los tiempos que corren, es casi un antimanual de seducción, porque habla de un mundo distinto, ya casi extinguido, en el que los hombres y las mujeres jugaban roles muy diferenciados. Ser un "sinvergüenza" en el ámbito amoroso es el objetivo de este manual que, por otra parte, puede leerse como una obra de ficción, en la que cada lección se transforma en un relato breve que seguro que nos arrancará más de una sonrisa.

Para los eventuales detractores, avanzar que se trata de un libro eminentemente humorístico, aunque con enseñanzas valiosas, ya no solo en cuanto a hipotéticas técnicas de seducción, sino en cuanto al amor, al sexo y a las relaciones entre hombres y mujeres en general. Bajo la comicidad que encierra cada una de las historias y técnicas explicadas, hay un elemento de verdad profundo sobre el que merece la pena detenerse y reflexionar.

Una obra clásica ya en su género que seguro que nos hará reír y quizás nos dé alguna idea valiosa para mejorar nuestra técnica de "sinvergüenzas" en nuestras relaciones con las "señoras".


Leer en línea

Descargar PDF

Descargar ePub

Descargar Kindle

Edición física


Fragmento de Cómo Ser un Sinvergüenza con las Señoras

Si ella, humilde, le comunica un profundo defecto, como que las tiene frías o calientes, niéguelo a toda costa y afirme que así le gustan más.

—Frías como el alba.

—Tibias como el mediodía.

Un buen sinvergüenza no ha de tener complejos. Al contrario, cuando haga un tratamiento vocal, a base de palabras escogidas, recale en los lugares más débiles de la estructura femenina. Convierta un ojo lloroso en un ojo brillante y sensible a la luz; diga algo inspirado de las puntas de la nariz frías y enrojecidas, como que prestan a su propietaria un aire de niña inocente: cuela siempre. Llame esbeltas a las piernas delgadas. No ceje y llame turgentes a los muslos gordos. Del pecho pequeño, afirme que la medida homologada le exige caber en una mano; del generoso diga que, según Aristóteles, la esfera es la figura más perfecta.

EN RESUMIDAS CUENTAS:

La orografía femenina, aunque dispuesta según los mismos planos, puede tener apariencias muy diversas en tamaño, forma, tacto y proporción, pero un sinvergüenza avezado sabe decir exactamente lo mismo de los elementos y protuberancias más distintos: qué pelo tan luminoso, qué cuello tan misterioso, que pecho tan atractivo.


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


111 págs. / 3 horas, 15 minutos.
88 visitas / 34 lecturas / 54 descargas.
Publicado el 8 de mayo de 2016 por Edu Robsy.


Textos más populares de Arturo Robsy