Texto: Elogio del Esclavo

Arturo Robsy


Cuento


0


Twitter Facebook Google+


Elogio del Esclavo

No hay más información sobre el texto 'Elogio del Esclavo'.


Leer en línea

ebook PDF

ebook ePUB

ebook Mobi

Edición física


Fragmento de Elogio del Esclavo

— De Rousseau.

— ¡Ah, sí! Robespierre fue el que lo puso en práctica. Pues el Contrato Social y los Tres Poderes, y el Sufracio Eterno (tiene gracia, ¿eh?) son camelos. Hablan de ellos, pero maldita sea si existen. Existe el poder. Existe el dinero. Están los que mandan y los que obedecen. Y el que obedece obedecerá y el que manda se las ingeniará para seguir mandando.

Y, al despedirme, me encargó que le mandara una secretaria que tomase nota de sus últimos hallazgos y que, además, fuese guapa.

— Por ejemplo, ¿cuánto crees que vale una secretaria? El precio de los muebles de cocina que fabrico me da para varias. Y no me digas que no hay mujeres que no se venden, porque ya lo sé. Pero me basta con las que sí lo hacen y, si ellas ofertan, yo compro, y esto, sin adornos, pasa en todas partes, luego es una verdad como un templo.

Las cosas habían subido de tono cuando le dieron de alta. Federico estaba definitivamente en marcha y absolutamente convencido de ser llamado a encarnas la revolución que el agonizante siglo XX no había hecho.


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


8 págs. / 14 minutos / 18 visitas.
Publicado el 21 de abril de 2017 por Edu Robsy.