Texto: Bocetos Californianos
de Bret Harte


Cuento


0


Twitter Facebook


Bocetos Californianos

No hay más información sobre el texto 'Bocetos Californianos'.


Edición física


Fragmento de Bocetos Californianos

—¡Carlos! ¡Caramba de truhán! ¿qué tal?

—¡Silencio! ¡Siéntate! ¡Calla!—dijo Carlos Tomás, forcejeando rápidamente por desembarazarse del abrazo de su inoportuna visita.

—¡Mírenlo!—continuó el forastero, sin hacer caso del aviso y con la mayor despreocupación.

Y en tono de amorosa y expresiva admiración, y reteniendo al pobre Carlos con vacilante muñeca, lleno de ternura, prosiguió:

—¡Contemplen, pues, a este pillastre! ¡Carlos, así Dios me condene, estoy orgulloso de ti!

—¡Salga usted de casa!—dijo el señor Tomás, levantándose con la amenazadora y fría mirada de sus ojos grises, y haciendo acopio de autoridad.—Carlos, ¿cómo te atreves?...

—¡Cálmate, vejete! Carlos, ¿quién es ese tío, vamos? ¡Corre!

—¡Cállate, insensato! ¡Vamos, toma esto!—Y con mano nerviosa Carlos Tomás llenó de licor una copa.—Bebe y vete, hasta mañana... en cualquier parte, pero déjanos; vete en seguida y déjanos en paz.


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


224 págs. / 6 horas, 32 minutos.
38 visitas / 9 lecturas / 36 descargas.
Publicado el 28 de diciembre de 2016 por Edu Robsy.