Libro gratis: ¡Ay del Solo!
de Carmen de Burgos


    Sin votos


Cuento


0


¡Ay del Solo!

No hay más información sobre el texto '¡Ay del Solo!'.


Leer en línea

Descargar PDF

Descargar ePub

Descargar Kindle

Regalar ebook

Edición física

Denunciar texto


Fragmento de ¡Ay del Solo!

Frente á la primera cesta se sentaba todas las mañanas una vendedora chatilla, regordeta, bajita, de mejillas amoratadas, que daba constantemente el pecho á un pequeñuelo sonrosado y blando como un rollito de manteca.

El chiquitín separó la boca de púrpura del botón del seno de la madre, tendió loa bracitos hacia la jaula de los pájaros, y se agitó con movimientos tan graciosos y ligeros como los propios jilguerillos.

—Mira, Cacique —exclamó la madre dirigiéndose al muchachuelo que vendía los pájaros—, dale uno á mi pequeñín.

El Cacique estiró el pescuezo dentro de la bufanda mugrienta enrollada á su cuello á modo de collarón, y moviendo el cuerpo con la lentitud del adolescente envejecido y sin jugos, cogió una jaula y la levantó hasta la altura de la cabeza del niño, que echaba hacia atrás el cuerpecito, asustado por el ruido de las alas al chocar contra los alambres.

—Anda, dile á tu madre que te compre uno —dijo, como si el pequeñuelo lo pudiese entender.


4 págs. / 8 minutos.
16 visitas.
Publicado el 23 de agosto de 2020 por Edu Robsy.


Valoraciones


Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


Para valorar '¡Ay del Solo!' es necesario identificarse en textos.info.


Textos más populares de Carmen de Burgos