Texto: El Día de la Concordia
de Edgar Wallace


Novela


0


Twitter Facebook


El Día de la Concordia

No hay más información sobre el texto 'El Día de la Concordia'.


Edición física


Fragmento de El Día de la Concordia

—Pero ¡Maggerson…!—exclamó Gerald—. ¡El cerebro más grande del mundo! ¿Le viste llorando como un niño, Jimmy? ¡Era horrible!

—¿Viste sus zapatillas?—preguntó Jimmy—. ¡Esas sí que eran horribles! ¡Hola, mistress Smith! Dénos usted algo de comer. Venimos lo que se dice muertos de hambre. Cualquier cosa, fiambres, queso, lo que haya, pero pronto.

Cuando el ama de llaves hubo salido, Jimmy encendió un cigarro.

—Mi querido Jerry, no hay que.preocuparse —dijo—. Tu amigo Maggerson está agotado por el trabajo. Es lo mismo que le ocurre a un atleta cuando se esfuerza demasiado. Además, cuando la gente empieza a enredar con plantas extrañas y misteriosas…

Gerald se volvió, rápidamente.

—¿Plantas?—dijo con voz temblorosa—. Yo me pregunto qué querría decir con aquello de El Terror… A lo mejor no tenía relación con la planta.

—Quizá se proponga envenenar al país y desecar la tierra entera—comentó Jimmy, irónicamente—.


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


143 págs. / 4 horas, 10 minutos.
41 visitas.
Publicado el 5 de noviembre de 2017 por Edu Robsy.


Textos más populares de Edgar Wallace