Texto: El Hombre del Hotel Carlton
de Edgar Wallace


Novela


0


Twitter Facebook


El Hombre del Hotel Carlton

No hay más información sobre el texto 'El Hombre del Hotel Carlton'.


Leer en línea

Descargar PDF

Descargar ePub

Descargar Kindle

Edición física

Denunciar texto


Fragmento de El Hombre del Hotel Carlton

—¿Qué quiere decir todo esto? —hablaba rápidamente y con insospechado vigor—. Jordán; traer aquí un chofer y que lo asesinen, y en mi casa. ¿Qué quiere decir todo esto? No era necesario para ti venir aquí. Te escribí y te dije que no era necesario; podías haber visto a mi abogado en la ciudad; si no hubieras venido, no hubiera sucedido esto. ¿Dónde está miss Grier?

—Está acostada, señor —dijo Stocker.

—Llámela…, la necesito. Tengo algunas cartas muy importantes que escribir.

—Y ella tiene un sueño muy importante que dormir —dijo Tim fríamente—. Díctemelas a mí, escribo bastante bien en taquigrafía.

El viejo le puso mala cara, dudó y después añadió:

—Ven a mi estudio.

Tim le siguió a lo largo del pasillo hasta dentro de un cuarto desordenado. Su único derecho al nombre que el viejo le había dado era debido a que aquí estudiaba la forma de los caballos de carreras.

Tim se hallaba perplejo; Benjamín Awkwright fingía. Estaba seguro de ello desde el momento que entró en la casa y empezó a hacer preguntas y comentarios. ¿Por qué fingía? ¿Qué es lo que tenía que ocultar? Todos estos modales fanfarrones y bravatas eran sólo de momento; el verdadero mister Awkwright se delataba por la palidez del rostro, el temblor de sus manos y la patética calda de su mandíbula.


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


204 págs. / 5 horas, 58 minutos.
38 visitas.
Publicado el 19 de octubre de 2017 por Edu Robsy.


Textos más populares de Edgar Wallace