Texto: La Brigada Móvil
de Edgar Wallace


Novela


0


Twitter Facebook


La Brigada Móvil

No hay más información sobre el texto 'La Brigada Móvil'.


Edición física


Fragmento de La Brigada Móvil

Durante un año estuvo Mark Macgill temiendo la curiosidad de la muchacha, y, por alguna razón ignorada, su respuesta no fue tan fácil como era de desear.

—Usted conoce una pequeña parte de los negocios —dijo con torpeza—. La organización es mucho más vasta que lo que usted puede creer. Usted me es útil no sólo porque me ayuda a recoger y llevar los paquetes..., sino por otras muchas causas. En este juego hay muy poca gente en la que pueda confiar. Usted conoce, querida, mi modo de pensar. Siempre he sido franco con usted. Contrabandear es violar la ley lo mismo que robar. No pretendo que no sea así. Se lo dije.

—Indudablemente, me lo dijo usted, Mark —contestó ella, arrepentida—. El pobre Ronnie violó la ley, y yo también. No crea que me arrepiento... Me vanaglorio de ello.

Se vanagloriaba de ello, pero...

No había Mark contestado exactamente a su pregunta. Antes que Ann pudiera proseguir la conversación se oyó el agudo sonido del teléfono privado en el dormitorio de Macgill. Y éste se dirigió allí.


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


249 págs. / 7 horas, 16 minutos.
32 visitas.
Publicado el 5 de noviembre de 2017 por Edu Robsy.


Textos más populares de Edgar Wallace