Texto: La Gente Terrible
de Edgar Wallace


Novela


0


Twitter Facebook


La Gente Terrible

No hay más información sobre el texto 'La Gente Terrible'.


Edición física


Fragmento de La Gente Terrible

—Buenas tardes, Long —dijo arrastrando las palabras, cuando sus visitantes hubieron desembarcado. Tendió a Arnold una mano rígida, pero no apartó de la muchacha sus pálidos ojos.

—Le presento a miss Sanders —dijo Long, añadiendo—: Este es nuestro vecino, mister Crayley.

—Jackson Crayley —murmuró el hombre delgado—. ¿Cómo están? Siéntense.

Su mano era tan inanimada, que a Nora, al tomarla, le hizo la impresión de estrechar un guante vacío.

—Pensé que a miss Sanders le agradaría conocer el jardín de usted.

—Es admirable —dijo la joven, con entusiasmo.

—Sí…, no es malo —a Crayley parecía repelerle admitir la belleza de sus posesiones—. Tengo un jardinero inteligente. Vayan, vayan por donde quieran, y usted coja las flores que le gusten, miss… miss…

Casi antes de que se hubieran separado, él volvió a hundirse en su asiento y se enfrascó en la lectura de un periódico.

—¿Qué le ha parecido?


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


223 págs. / 6 horas, 31 minutos.
41 visitas.
Publicado el 5 de noviembre de 2017 por Edu Robsy.


Textos más populares de Edgar Wallace