Texto: Una Jaula de Fieras

Émile Zola


Cuento


0


Twitter Facebook Google+


Una Jaula de Fieras

No hay más información sobre el texto 'Una Jaula de Fieras'.


Leer en línea

ebook PDF

ebook ePUB

ebook Mobi

Edición física


Fragmento de Una Jaula de Fieras

El ruido se incrementaba y la hiena empezaba a tener miedo.

—¿Cree usted que es prudente entrar ahí? —preguntó.

—¡Bah! No nos comerán ¡qué demonios! Venga pues. Deben estar mordiéndose de lo lindo y eso nos hará reír —dijo el león.

II

Por las calles, caminaron modestamente a lo largo de las casas. Cuando llegaron a un cruce, fueron arrastrados por un enorme gentío. Obedecieron a aquel empuje que les prometía un espectáculo interesante. Pronto se encontraron en una gran plaza en la que el pueblo se agrupaba. En medio había una especie de armazón de madera roja y todas las miradas estaban fijas en aquella construcción, con expresión de avidez y de gusto.

—Mire —dijo en voz baja el león a la hiena— eso es sin duda una mesa sobre la que van a servir un buen festín a todas estas personas que ya se están relamiendo de gusto. Aunque la mesa me parece bastante pequeña.

Cuando pronunciaba esas palabras, la masa lanzó un alarido de satisfacción y el león declaró que debían ser los víveres que llegaban, tanto más cuanto que un vehículo pasó al galope por delante de él. Sacaron a un hombre del carruaje, lo subieron al armazón y le cortaron la cabeza con destreza; luego, pusieron el cadáver en otro vehículo y se apresuraron a sustraerlo al apetito feroz del populacho que gritaba, sin duda de hambre.


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


5 págs. / 9 minutos / 18 visitas.
Publicado el 23 de octubre de 2016 por Edu Robsy.