Texto: Una Página de Amor
de Émile Zola


Novela


0


Twitter Facebook


Una Página de Amor

No hay más información sobre el texto 'Una Página de Amor'.


Edición física


Fragmento de Una Página de Amor

Elena cogió de nuevo su libro, mientras Juana, apretada contra ella, seguía mirando. En el cielo resplandeciente e inmóvil, no se levantaba ninguna brisa. Los humos de la Manutención subían completamente rectos en ligeras vedijas que se perdían en lo alto. Y, al ras de las casas, pasaban unas ondas sobre la ciudad, como la vibración de la vida encerrada en ella. La voz sonora de las calles tomaba, bajo el sol, una suavidad feliz. Pero un ruido atrajo la atención de Juana. Era una bandada de palomas blancas, salida de algún palomar vecino y que cruzaba el aire, delante de la ventana; la nieve voladora de sus alas llenaba el horizonte y ocultaba la inmensidad de París.

Con los ojos levantados de nuevo y vagos, Elena soñaba profundamente. Era lady Rowena, y amaba con la paz y la profundidad de un alma noble. Aquella mañana de primavera, aquella gran ciudad, tan dulce, aquellos primeros alelíes que le perfumaban las rodillas, habían, poco a poco, derretido su corazón.


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


344 págs. / 10 horas, 3 minutos.
58 visitas / 18 lecturas / 72 descargas.
Publicado el 24 de marzo de 2017 por Edu Robsy.


Textos más populares de Émile Zola