Texto: Un Drama en el Océano Pacífico
de Emilio Salgari


Novela


0


Twitter Facebook


Un Drama en el Océano Pacífico

No hay más información sobre el texto 'Un Drama en el Océano Pacífico'.


Leer en línea

Descargar PDF

Descargar ePub

Descargar Kindle

Edición física

Denunciar texto


Fragmento de Un Drama en el Océano Pacífico

—¿Ni siquiera con sus maridos pueden comer las mujeres?

—No, porque el marido la considera simplemente como una bestia de carga. Su condición es tan miserable y humillante, que suelen matar a las hijas para librarlas de tanta degradación.

—¡Qué horribles salvajes! Y ¿a qué raza pertenecen?

—A la melanésica; pero se nota en ellos la influencia de la raza polinésica.

—Dime: ¿son antropófagos todos los pueblos que habitan las islas del Océano?

—Casi todos.

—¿Por necesidad, acaso? Me han dicho que en las islas del Pacífico escasean los animales y los árboles frutales.

—Sí, pero no en todas. Algunas abundan en perros, gatos, pájaros y árboles que dan sabrosos frutos, y además, el mar que las rodea proporciona abundante pesca. A pesar de esto, los habitantes son antropófagos y se comen a sus enemigos en variadas salsas. Hubo un tiempo en que no se creía en la antropofagia; pero después de los viajes de Van-Diemen, Tasman, La Perouse, Bougainville, Cook, Quirós, Mendaña, y otros hubo de reconocerse su existencia. Algunas tribus sacrifican a sus enemigos por espíritu religioso, pero se los comen además; otras, por escasez de alimentos; otras, por odios y además por heredar el valor y las virtudes del muerto, como, por ejemplo, los australianos, que comen con preferencia el corazón de sus enemigos para adquirir mayor energía; los maoríes de la Nueva Zelanda, el ojo izquierdo ante todo, porque, según sus creencias, es el alma del muerto, y las tribus americanas del Amazonas, que queman el cadáver y tragan después las cenizas para apropiarse de los rezos que en vida hiciera su víctima.


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


175 págs. / 5 horas, 6 minutos.
125 visitas.
Publicado el 4 de marzo de 2017 por Edu Robsy.


Textos más populares de Emilio Salgari