Texto: EL ABISMO BAJO IRONSMOUTH, Nauseabundo, Voraz y Profundo Horror Cósmico
de Federico Martin Vidal Alonso


Terror, Horror, Ciencia Ficción, Lovecraft, Steampunk, Fantasía


0


Twitter Facebook


EL ABISMO BAJO IRONSMOUTH

Nauseabundo, Voraz y Profundo Horror Cósmico inspirado en las obras de H. P. Lovecraft

Una valiente aventurera llamada Violet Wraithwood, que no duda en explorar el mundo y meterse en problemas. Viste un corsé protector y habitualmente utiliza gran variedad de armas.
Una audaz espiritista conocida como Rayne WitchGrim, interesada en los volúmenes antiguos y el conocimiento arcano. Intenta siempre aprender nuevos conjuros y desenterrar los secretos del pasado.
Viven, trabajan y se divierten en la Inglaterra Victoriana, donde la tecnología a vapor sigue siendo la predominante, en un mundo casi mágico donde conviven con lo barroco, lo alocado y lo grotesco.


Leer en línea

Descargar PDF

Descargar ePub

Descargar Kindle

Edición física

Denunciar texto


Fragmento de EL ABISMO BAJO IRONSMOUTH

El abandono y la ruina se hacían más evidentes en el barrio minero. Sin embargo, en su mismo centro se alzaba la blanca torre de un edificio de ladrillo muy bien conservado, que parecía como una pequeña fábrica en la que se distinguían las menudas figuras de algunos trabajadores sentados.

Los Pozos se encontraban en un estado ruinoso. Y allá lejos, pude distinguir un agujero profundo y negro que apenas era visible y que al instante ejerció sobre mí una atracción singular y maligna. Era, sin duda alguna, el Pozo De La Negra Cabra. Por un momento, mientras lo contemplaba, tuve la sorprendente sensación de que me estaban haciendo señas desde allá, lo que me produjo un gran malestar interior.

No encontramos a nadie por el camino. Empezamos a cruzar por delante de una serie de granjas desiertas y desoladas. Después vinieron unas pocas casas habitadas, cuyas ventanas estaban tapadas con harapos. En los estercoleros se amontonaban las herramientas y los escombros abandonados. Algunos individuos trabajaban con aire ausente en sus jardines, siempre en medio de un desagradable sonido agudo. Unos grupos de niños sucios y de cara simiesca jugaban en los portales invadidos por la hierba. Había algo en aquella gente que resultaba más inquietante aún que los lúgubres edificios. Muchos tenían alguna deformidad, cosa que producía una repugnancia instintiva e irremediable.


Reseñas

Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


82 págs. / 2 horas, 23 minutos.
119 visitas.
Publicado el 12 de diciembre de 2018 por Federico Martin Vidal Alonso.