Descargar Kindle 'EL ABISMO BAJO IRONSMOUTH', de Federico Martin Vidal Alonso

Terror, Horror, Ciencia Ficción, Lovecraft, Steampunk, Fantasía


Descargar gratis para Kindle el libro 'EL ABISMO BAJO IRONSMOUTH' de Federico Martin Vidal Alonso en formato mobi.

Este ebook gratuito del libro de Federico Martin Vidal Alonso 'EL ABISMO BAJO IRONSMOUTH' en formato mobi está diseñado para ser leído en un lector de ebooks Amazon Kindle o en tablets y smartphones con las apps de Amazon Kindle o compatibles. Mobi es un formato específico de Amazon que utilizan los dispositivos y apps Kindle. Para el resto de dispositivos, se recomienda descargar el texto en otros formatos disponibles.

Este texto, publicado en 2017, está etiquetado como Terror, Horror, Ciencia Ficción, Lovecraft, Steampunk, Fantasía.


  Terror, Horror, Ciencia Ficción, Lovecraft, Steampunk, Fantasía.
82 págs. / 2 horas, 23 minutos / 565 KB.
12 de diciembre de 2018.


Fragmento de EL ABISMO BAJO IRONSMOUTH

Pero lo único que hay en el fondo de la actitud de la gente es un simple prejuicio racial... y no lo censuro. Siento aversión por la gente de Ironsmouth y no me gustaría ir a ese pueblo por nada del mundo.

Bueno, algo de eso debe haber detrás de la gente de Ironsmouth. El lugar siempre estuvo separado del resto de la comarca por profundos riscos y altas sierras, y no podemos estar seguros de lo que pasaba en realidad, pero está bastante claro que el viejo terrateniente Greison debió traerse a casa a unos tipos forasteros, cuando tenía sus tres explotaciones mineras en actividad, allá por los años veinte o treinta. Ciertamente, la gente de Ironsmouth posee un carácter huraño y repulsivo; hoy en día... no sé cómo explicarlo, pero es una cosa que te pone la carne de gallina. Poseen una alternancia de estados de ánimo exaltados y eufóricos y periodos de melancolía. Algunas de sus mujeres fallecen durante el parto siendo aún muy jóvenes. Los más viejos son los que peor aspecto tienen... Bueno, en realidad creo que no he visto nunca a un tipo de ésos verdaderamente viejo. ¡Me figuro que se morirán de mirarse en el espejo! Los animales les tienen aversión... Solían tener muchos problemas con los perros, antes de aparecer el automóvil. Nadie de por aquí, ni de Londres ni de Winterdrake, quieren tratos con ellos. Por lo demás, se comportan con sequedad cuando vienen al pueblo o cuando alguien intenta comerciar en su pueblo. Lo raro es la cantidad de mineral de hierro que sacan siempre de la mina, si no hay ninguna veta más por allí cerca...