Libro gratis: Burro de carga
de Francisco A. Baldarena


    Sin votos


campo, rural


0


Burro de carga

¿Qué es mejor, una vida larga y sufrida o una corta y feliz? Cada cual que saque sus propias conclusiones.

No hay más información sobre el texto 'Burro de carga'.


Leer en línea

Descargar PDF

Descargar ePub

Descargar Kindle

Regalar ebook

Edición física

Denunciar libro


Fragmento de Burro de carga

   Sabía el burro que un día pasaría frente al chiquero y no vería más al cerdo, y ésto lo satisfacía enormemente. Al final, todos los años sucedía lo mismo: un cerdo explotando de gordo desaparecía y una semana después un lechoncito rosadito y juguetón ocupaba el lugar del antecesor, reiniciando así el perpetuo ciclo de engorde y abate. Sin embargo, y para suerte suya, su destino era morir de viejo y con el privilegio de pasar los últimos días de su vida tranquilamente en algún potrero o suelto en el monte, cuando por demasiado viejo ya no sirviera más para el trabajo de tracción animal. Mientras tanto, alguna que otra alegría le tocaba en suerte, tal como engordar la tropilla del amo con mulas, mulos y más burritos, cuando le tocaba una burra, actividad que aparte de su trabajo diario representaba una garantía más para prolongar su estadía en el mundo. 

3- 

Cada vez que las bestias de carga pasaban frente al chiquero, tirando de carretas en cualquier sentido del camino polvoriento y desolado, el cerdo dejaba de hociquear y desviaba la vista hacia ellas. Gruñía ruidosamente su felicidad mientras las siluetas cansadas le devolvían miradas de envidia, quizás rumiando su ingrato destino de seguir en la huella soportando la vida lo peor posible. Incapaz de la más mínima conmiseración con la suerte de las fatigadas bestias ni comprender que en sus miradas envidiosas había más necesidad de alivio inmediato que malignidad, el cerdo se revolcaba en la frescura del charco barriento mientras emitía largos y sonoros suspiros provocadores que traspasaban los límites de la propiedad y se pegaban como garrapatas en los pensamientos embotados de los pobres infelices que seguían adelante con la cabeza gacha, siempre bajo el yugo impuesto por los hombres impiedosos que les tocó de amos de sus vidas. 


2 págs. / 4 minutos.
17 visitas.
Publicado el 8 de junio de 2021 por Francisco A. Baldarena .


Valoraciones


Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


Para valorar 'Burro de carga' es necesario identificarse en textos.info.


Libros más populares de Francisco A. Baldarena