Libro gratis: Cuadros Temperamentales
de Francisco A. Baldarena


    Sin votos


cuento


0


Cuadros Temperamentales

Las mudanzas suelen ser algo complicadas, cosas se rompen, se extravían, pero lo que le sucedió a Ernesto nunca se vio.

No hay más información sobre el texto 'Cuadros Temperamentales'.


Leer en línea

Descargar PDF

Descargar ePub

Descargar Kindle

Regalar ebook

Edición física

Denunciar libro


Fragmento de Cuadros Temperamentales

   
Bueno, Ernesto, te agradezco que me hagas el favor, le dijo y le indicó los lugares donde debía colgar cada cuadro.    
El del gato lo quiero cerca de la ventana, el de la brujita más acá y el del lustrabotas al lado de la puerta. Los he pintado yo, de manera que no son grandes obras de arte, así que no repares en ellos. Eso sí, ten cuidado porque suelen ser muy temperamentales, le advirtió la señora y se fue a terminar de acomodar lo que faltaba en su habitación. 
   
Ernesto no entendió eso de "suelen ser muy temperamentales". 
   
Ni que tuvieran vida propia, pensó. No obstante, enseguida supuso que sería jerga de artistas, si bien la señora no le había dicho que fuera una, aunque por haber pintado los cuadros en cierta forma lo era.
   
Ernesto desenvolvió los cuadros y se puso a colgarlos según le indicó la señora. Primero el del lustrabotas, luego el de la bruja y por último el del gato, después retrocedió un paso para contemplarlos mejor. Aunque no llegaban a ser mamarrachos, la verdad, como le había dicho la señora, no eran gran cosa. 


2 págs. / 3 minutos.
106 visitas.
Publicado el 25 de septiembre de 2021 por Francisco A. Baldarena .


Valoraciones


Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


Para valorar 'Cuadros Temperamentales' es necesario identificarse en textos.info.


Libros más populares de Francisco A. Baldarena