Libro gratis: Don Esteban y el Pájaro Campana
de Francisco A. Baldarena


    Sin votos


cuento


0


Don Esteban y el Pájaro Campana

Don Esteban estaba sentado en la plaza del pueblo cuando dos parroquianos se le acercan. Quieren saber sobre el origen del nombre del Pájaro Campana, nada menos.

No hay más información sobre el texto 'Don Esteban y el Pájaro Campana'.


Leer en línea

Descargar PDF

Descargar ePub

Descargar Kindle

Regalar ebook

Edición física

Denunciar libro


Fragmento de Don Esteban y el Pájaro Campana

   Para ese entonces los indios subyugados ya no andaban más desnudos como siempre, sino que se cubrí­an con atuendos iguales a los hombres de lejos, salvo que se diferenciaban porque las suyas eran de color más claro. 


   Tanto los indios como los hombres de lejos, quizás por  ignorantes los primeros y por brutos los segundos, no le habían puesto nombre a muchas cosas. Así, algunos animales y algunas plantas eran llamados de ésto o de aquéllo simplemente. Pero un día, en que la curiosidad habló más alto que la prudencia, el pájaro curioso ocasionó un incidente, entre fortuito y afortunado a la vez, que hizo que todos los integrantes de su especie, desde ese momento en adelante  tuvieran un nombre propio. Uno que los sacó al fin de la posición ambigua que ocupaban en la cadena evolutiva de las especies y los colocó en una fija, para que nunca más los siguieran llamando de "aquellas aves", "esos pájaros" y de otros nombres de cali­bre peyorativo como "pajarracos" o el preferido por la mayoría de los hombres de lejos: el escatológico "pájaro de mierda", muy usado cuando alguno de ellos se acercaba para comer en las huertas o a escarbar en los sembradíos. Es claro que con el tiempo vendrán estudiosos desde lejos que le darán otro nombre más, éste de orden científico, pero que dada su complicada pronunciación para la especie del pájaro del que nos ocupamos ninguno de sus miembros llegará a usar jamás; porque una cosa es decir Pájaro Campana y otra muy diferente es tratar de pronunciar Procnias Nudicollis, proeza exclusivas de los hombres y quién sabe de algunos papagayos muy bien adiestrados. Pero eso aún pertenece al futuro, es nada más para que tengan ustedes un esclarecimiento más amplio. Pero vamos pues al evento libertador, exactamente al día cuando el hombre le puso nombre al pájaro sin nombre y éste abandonó su casi anónima existencia marginal y pasó a la historia como Pájaro Campana. 


9 págs. / 16 minutos.
120 visitas.
Publicado el 4 de noviembre de 2021 por Francisco A. Baldarena .


Valoraciones


Este texto no ha recibido aún ninguna valoración.


Para valorar 'Don Esteban y el Pájaro Campana' es necesario identificarse en textos.info.


Libros más populares de Francisco A. Baldarena